‘Bobby’ Kennedy ordenó el asesinato de Marilyn Monroe

marilyn-monroe-keneddy

Marilyn Monroe ataviada con un sugerente vestido de noche, John F.Kennedy, presidente de los Estados Unidos, de espaldas a la cámara, y ‘Bobby” Kennedy, hermano del presidente, al lado de la actriz. Es una de la pocas imágenes, por no decir la única, en la que aparecen las tres celebridades juntas. Era el 19 de mayo de 1962, noche que pasaría a la historia por el memorable “Happy Birthay, Mr.President” que la explosiva actriz cantó con una sensual voz al presidente Kennedy en vísperas de su 45 cumpleaños.

En el transcurso de los siguientes seis años los tres morirían en extrañas circunstancias. Los hermanos Kennedy serían asesinados: John, tiroteado dentro del coche presidencial en el más que famoso recorrido que realizó el 22 de noviembre de 1963 por las calles de Dallas; ‘Bobby’ , disparado frente a las cámaras de televisión en pleno miting electoral de su exitosa campaña en las primarias de California el 5 de junio de 1968. Pero, ¿qué ocurrió con Marilyn?

La bomba sexual del Hollywood dorado fue la primera de los tres en morir: el 5 de agosto de 1962 en su casa de Brentwood (California). Cuando el mundo amaneció el 6 de agosto quedó horrorizado por la muerte prematura de la actriz que, oficialmente, se había suicidado.

Han pasado más de 50 años y ahora, des de la lejanía de lo ocurrido en la tumultuosa década de los sesenta en Estados Unidos, los periodistas Jay Margolis y Richard Buskin sacan a la luz la verdad tras varios años de investigación: Marilyn Monroe fue víctima de un asesinato maquinado por el hermano del presidente John Kennedy, ‘Bobby’, quién ordenó matarla después de terminar su romance con ella. ¿El motivo? Impedir que Monroe revelara “los trapos sucios” de la familia Kennedy, ya que había amenazado con hacerlo tras verse repudiada por ambos hermanos.

Robert Kennedy contó con la complicidad del psiquiatra de Monroe, el doctor Ralph Greenson, así como de su cuñado, el actor Peter Lawford, quién aseguró “Bobby estaba determinado a callarla sin importarle las consecuencias”. La rubia más famosa de Hollywood murió por una sobredosis de barbitúricos. Según el testimonio de Norman Jefferies, empleado de la actriz, la noche de la muerte de Monroe vio a Robert Kennedy y a otros dos hombres para él desconocidos entrar en la casa de la estrella. Les ordenaron a él y al resto del servicio que se fueran. Por otro lado, James C. Hall, asistente de la ambulancia que llegó a la casa de Monroe, aseguró haber visto como el psiquiatra de la actriz le inyectaba directamente al corazón una dosis letal de pentobarbital sin diluir. La estrella guardaba bajo paño y llave un pequeño cuaderno rojo en el que apuntaba hasta lo más nimio de su existencia. Tras su muerte, su diario desapareció. ¿Hacen falta más evidencias?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s