Vuelta a los 50. Con 30, debes ser mamá

Nos creemos muy acordes a la mentalidad del siglo XXI; mujeres de mente abierta plenamente integradas en la forma de pensar de las sociedades más avanzadas en las que existe la conciliación laboral y la igualdad entre hombres y mujeres. Nos creemos muy modernas por calzar tacones, vestir pitillos y pasearnos con el último modelo del iPhone. Ocupamos cargos de responsabilidad, hacemos jornadas intempestivas y sacamos horas de dónde no las hay. Y, a pesar de olvidar lo que significa tener un momento para una misma, sonreímos al acostarnos. ¡Qué fabuloso es ser mujer en el siglo XXI! La de cosas que consiguieron nuestras predecesoras. Antes no podíamos trabajar fuera de casa, solamente vivíamos para criar a nuestros hijos y nuestras relaciones sociales se reducían a las amigas de toda la vida. Ahora trabajamos más que ellos para ganar menos, ocupamos cargos de responsabilidad que implican incontables sacrificios y nuestras relaciones sociales tienen lugar en un sitio intangible con diversidad de denominaciones anglosajonas que van del Facebook al Whatsapp.

La semana pasada, Marlene se calzó sus tacones infinitos y se enfundó su traje chaqueta negro. Llegó a su despacho como responsable de “vete a saber qué” en una empresa que había cambiado al inglés los cargos de todos los empleados porque “esto es el siglo XXI” y si tu puesto laboral no puede traducirse al inglés, no eres nadie. Ahora los publicistas son Marketing Managers Specialists y los dependientes son Stores Managers. Así parece que vayas a comerte el mundo cuando en realidad eres un número más. Pero Marlene sabía muy bien lo importante que era vender humo y se colocó delante de su portátil dispuesta a redactar magistralmente la oferta laboral para la vacante de asistente de comunicación. Perdón, Communication & Press Assistant.

Estudios universitarios, Posgrado, mil años de experiencia, dominio de todas las herramientas informáticas e idiomas; el inglés se da por hecho que, con el sistema educativo del país, se domina a nivel prácticamente nativo. Y lo más importante de todo, inamovible: la edad. Mujeres de entre 38 y 40 años. El departamento de comunicación de la empresa estaba formado por mujeres de entre 27 y 35 años. Un problemón. Una estaba de baja por maternidad y dos tenían que ser madres en 2015. Contratar a chicas de entre 20 y tantos y 30 y tantos no era buena idea. 

Una semana más tarde, Marlene había hecho varias entrevistas. Ninguna la convencía. Pero había una chica de 30 y pocos que encajaba perfectamente. Había hecho una excepción al entrevistarla. Estuvo todo el día dándole vueltas. Y, finalmente la llamó. Sabía que era el perfil que buscaba. Y, entonces se lo dijo: “¿Teresa? Sí, mira, te quería pedir permiso para quedarnos con tu cv. Verás, me sabe muy mal, encajas muy bien en todo pero está lo de la edad…Para nosotros es muy importante. Guardaremos tu cv para próximas vacantes”.

Al colgar, Marlene sintió un no sé qué en el estómago. Se quedó un momento pensativa. Se enfundó sus gafas y el Starbucks para llevar y salió de la oficina con paso firme. Era una mujer de mente abierta muy cool. Una mujer del siglo XXI. Así seguiría durante muchos años, autoengañándose bajo el sol de la ciudad. Con sus pitillos y sus taconazos, interpretando el papel de la moderna ejecutiva. Sin ser consciente de su disfraz. Sin ser consciente de quién era en realidad: una mujer que había discriminado a otra mujer por prejuicios propios de los 50. No siempre son los hombres quiénes discriminan a las mujeres. A menudo, nuestras peores enemigas somos nosotras mismas. Así que mutis. Con mujeres así no anhelemos la igualdad y la conciliación. El mundo no cambiará.

Anuncios

2 comentarios en “Vuelta a los 50. Con 30, debes ser mamá

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s