Audrey Hepburn dejó a su gran amor porque no podía darle hijos

audreyhepburn-williamholden

En 1954, la ya entonces fulgurante estrella de Hollywood Audrey Hepburn, conoció a William Holden durante el rodaje de la película Sabrina. En ella, Hepburn daba vida a Sabrina Fairchild, la dulce y soñadora hija del chófer de una adinerada familia de la alta sociedad de Nueva York, enamorada del hijo pequeño, David Larrabee, encarnado por Holden. Acompañados por Humphrey Bogart y dirigidos por Billy Wilder, durante el rodaje saltó la chispa entre ellos y se enamoraron. Poco le importó a Holden que ella, por aquel entonces, estuviera saliendo con el actor Mel Ferrer.

Ambos vivieron una apasionada historia de amor, de esas que sólo suceden en Hollywood. Sin embargo, Holden era once años mayor que Audrey y, unos años antes de conocerla, se había practicado la vasectomía. Ese detalle “insignificante” fue el que puso punto y final a su romance, pues Audrey tenía claro que quería ser madre.

Aquel mismo año, Audrey se casó con Mel Ferrer, con quien tuvo un hijo. Pero William Holden nunca dejó de amarla e, incluso, intentó reconquistarla de nuevo, sin éxito. Ella finalmente, se separó de Ferrer, con quien estuvo 14 años casada. Quién sabe si en algún momento de su vida se arrepintió de haber dejado escapar al príncipe azul con el que soñaba la dulce Sabrina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s