Los protas de ‘Perdidos’

perdidos-lost

Han pasado 12 años desde que el vuelo 815 de Oceanic Airlines se precipitara al vacío en extrañas circunstancias y terminara hecho añicos en una misteriosa isla del Pacífico. Era el 22 de septiembre de 2004. Milagrosamente, de sus 324 ocupantes, 70 sobrevivieron al accidente quedando en un perfecto estado. ¿Cómo fue posible? ¿Realmente seguían vivos? ¿Qué secretos escondía la isla a la que llegaron y en la que ocurrían fenómenos extraños?

Estas fueron algunas de las muchas preguntas que los fans de la popular serie de televisión norteamericana ‘Lost’ (‘Perdidos’) se hicieron a lo largo de las seis temporadas que duraron las aventuras de los supervivientes del accidente aéreo por la salvaje y enigmática isla del Pacífico sur. Pero, ¿qué fue de sus protagonistas 6 años después de emitirse el último capítulo de la serie que les catapultó a la fama?

matthew-fox

Matthew Fox (Jack Shephard)
Actor y exmodelo estadounidense, Matthew Fox se dio a conocer en 1990, cuando interpretó a Charlie Salinger en la serie ‘Cinco en familia’.  Sin embargo, no se hizo mundialmente famoso hasta convertirse en protagonista de ‘Perdidos’.  Fox no se lo pensó dos veces cuando le aceptaron para el papel y se trasladó, con su mujer e hijos, a Hawai para pasar a formar parte del elenco de la serie. Ahora, a sus 49 años de edad, dice sentirse más feliz que cuando era la estrella de la serie de moda del momento. “Donde vivimos ahora (Oregón) estoy más cerca de mi familia (…); amo el lugar y está mucho más relacionado con lo que soy como persona que Hawai, pues no soy una persona del tipo paraíso tropical. Ahora soy más feliz, cercano a las montañas, a los espacios abiertos”, dijo el actor en una entrevista.  Últimamente, han circulado rumores sobre un posible divorcio de su mujer desde 1992, Margherita Ronchi.

evangeline-lilly
Evangeline Lilly (Kate Austen)

La actriz canadiense de 36 años de edad fue el centro del triángulo amoroso de ‘Perdidos’, la más deseada por los dos guaperas de la ficción: Jack y Sawyer. A la vida real, y gracias al éxito de la serie, Evangeline Lilly ha sido elegida en numerosas ocasiones ‘la mujer viva más sexy del mundo’ y, desde que finalizó el rodaje de la serie, ha participado en papeles secundarios en distintas películas, entre las que destaca ‘El Hobbit’. En su vida privada, Lilly estuvo saliendo con su compañero de reparto Dominic Monaghan (Charlie en la serie) de 2004 a 2009. Una vez dejaron la relación, al parecer a causa de una infidelidad de él, Evangeline empezó a salir con Norman Kali, asistente de producción de la serie, con quien tiene un hijo, el pequeño Kahekili de cuatro añitos. Mantiene una estrecha relación de amistad con Emilie de Ravin (Clarie en la serie).

josh-holloway

Josh Holloway (Sawyer)
El guapo malote de la serie se hizo un hueco en las fantasías sexuales de muchas mujeres gracias a su imagen desaliñada de aventurero gruñón con cuerpo de infarto y buen corazón. Josh Holloway, californiano de 46 años, había participado en papeles secundarios de distintas series de televisión antes de ‘Perdidos’. Sin embargo, la fama la alcanzó con la ficción rodada en la isla de Hawaii. Fue allí donde se casó en 2004 con la novia con la que había mantenido una larga relación, la indonesia Jessica Kumala, con quien tiene dos hijos: Java Kumala, de siete años, y Hunter Lee, de dos. Recientemente, en una entrevista a los medios norteamericanos, Holloway declaró que seguía sin tener claro el final de la serie.

terry-oquinn

Terry O’Quinn (John Locke)
A sus 63 años de edad, Terry O’Quinn, el sabio John Locke, empezó a trabajar en televisión en la década de los 80 y los 90, cuando intervino en pequeños papeles en series de éxito como ‘Expediente X’. Puede alardear de ser uno de los pocos personajes de ‘Perdidos’ que no hizo el casting, ya que su creador, J.J Abrams ya lo imaginaba como John Locke mucho antes de ofrecerle el papel. En 2007 ganó el Emmy como “Mejor actor de reparto de serie dramática” por su trabajo en la tercera temporada de la serie. Casado desde 1979 y padre de dos chicos, Oliver y Hunter, actualmente se ha reencontrado con dos compañeros de reparto en ‘Perdidos, en otra serie de éxito, ‘Hawaii 5.0’: Jorge García (Hugo en la serie) y Daniel Dae Kim (Jin en la serie).

jorge-garcia
Jorge García (Hugo)

Puede parecer mentira pero el adorable superviviente del 815 de Oceanic, Hugo ‘Hurley’ Reyes, ya tiene 43 años y puede decirse que no le ha ido nada mal desde que terminó el rodaje de la serie que lo hizo mundialmente conocido. Jorge García, actor estadounidense, ha participado en multitud de películas y series de televisión desde entonces, entre las que destaca ‘Hawai 5.0’ o ‘Fringe’. En una entrevista a Cuatro, Jorge confesó que volver a vivir a Hawai para rodar ‘Hawai 5.0’ es algo que le gusta, pero que la isla ha cambiado y él también. El actor guarda muy buenos recuerdos de los años en los que vivió en la isla rodando ‘Perdidos’.

naveen-andrews

Naveen Andrews (Sayid)
El actor británico nacido en 1969, originario de la India, puede que sea familiar a mucha gente por su intervención en la premiada película ‘El paciente inglés’, en la que tenía un pequeño pero relevante papel. No se ha dejado ver mucho desde que terminó ‘Perdidos, aunque ha seguido trabajando en cine y televisión. Cuando tenía menos de 30 años y residía en Londres, Naveen Andrews vivió un período de adicción a las drogas y al alcohol que casi terminan con su prometedora carrera en el séptimo arte. El actor se rehabilitó en Estados Unidos, donde actualmente reside. Desde 1998 mantenía una relación con la actriz Barbara Hershey, con quien se separó en 2005. Durante esta separación Naveen tuvo un hijo con Elena Eustache, de quien tiene la custodia  y que residía con él en Hawaii mientras rodaba ‘Perdidos’.

emilie-de-ravin

Emilie de Ravin (Claire)
A sus 34 años de edad, la actriz australiana Emilie de Ravin ha hecho realidad su sueño de ser madre, después de interpretar a la tierna y dulce Claire en la ficción, una chica embarazada que veía nacer a su bebé en la isla de ‘Perdidos’. El pasado 12 de marzo de 2016, Emilie dio a luz a su hija, Vera, fruto de su relación con Eric Bilitch. Emilie ha participado en distintas películas y series de televisión desde que finalizó su intervención en ‘Perdidos’, entre las que destaca la serie ‘Érase una vez’. Siempre ha declarado que mantiene una relación de amistad muy estrecha con tres de sus compañeros de reparto: Evangeline Lilly (Kate), Dominic Monaghan (Charlie) y Maggie Grace (Shannon).

dominic-monaghan

Dominic Monaghan (Charlie)
De 39 años de edad, el actor británico se le conoce principalmente por sus papeles de Meriadoc Brandigamo en la triología de ‘El señor de los anillos’ y Charlie Pace en ‘Perdidos’. Al finalizar su participación en la serie, Dominic Monaghan ha seguido trabajando en televisión y en cine y, de hecho, desde 2012 que es el presentador de un programa sobre vida salvaje titulado ‘Wild Things with Dominic Monaghan’, que acaba de finalizar su tercera temporada en la cadena BBC y en el que se deja ver entre animales salvajes de todo tipo en medio de la jungla. En su vida privada, destaca el romance que mantuvo de 2004 a 2009 con su guapa compañera de reparto Evangeline Lilly, Kate en ‘Perdidos’.

Anuncios

John Lennon se separó de Yoko Ono durante un año

john-lennon-chapman

John Lennon firma un autógrafo a David Chapman horas antes de que éste le asesine

Hoy se cumplen 35 años de la muerte de John Lennon. El 8 de diciembre de 1980 el popular Beatle recibía varios disparos del perturbado Mark David Chapman, que actualmente cumple cadena perpetua, a las puertas del edificio Dakota de Nueva York.

Más allá del mito, la genialidad de sus composiciones y su filosofía vital cargada de deseos de paz en un idílico mundo sin guerras, John Lennon era más humano de lo que nos han hecho creer. Suele ocurrir con las estrellas que mueren jóvenes y se convierten en fugaces. Como James Dean, Marilyn Monroe o Elvis Presley, Lennon también se convirtió en un mito envuelto por una aurea celestial difícilmente penetrable, más allá de sus virtudes y bondades.

Poco se conoce de la vida personal del compositor de ‘Imagine’. Aunque siempre le hemos encasillado en una feliz relación de amor llena de hippismo con la artista japonesa Yoko Ono, lo cierto es que las cosas entre ambos no iban tan bien como nos han hecho creer. En 1973 se separaron durante un año para, oficialmente, ver “si podían estar lejos el uno del otro”. Durante este tiempo, Lennon mantuvo una relación amorosa con May Pang, que trabajó como asistente personal y coordinadora de producción discográfica del músico y su esposa.

Lennon huyó con su amante a Los Ángeles

Posiblemente fuera el año más alocado de la vida de John Lennon, que huyó de Nueva York en busca de aventuras en Los Ángeles. Aunque parezca contradictorio, el cantante se plantó a la capital californiana sin un duro, ya que Yoko Ono manejaba todos los asuntos económicos y lo dejó sin blanca. Sin embargo, el Beatle se las arregló y, gracias a sus contactos, entre los que destaca Lou Adler, el productor de ‘The Mamas and the Papas’, él y May Pang pudieron instalarse en una mansión de Los Ángeles. Allí vivió unos días envuelto en una cierta atmósfera de tranquilidad y paz interior, en los que parecía sentirse liberado; incluso viajó a Las Vegas para ver actuar a su ídolo Fats Domino.

Pero su ‘Lost Weekend’ llegaría a su fin cuando volvió precipitadamente a Nueva York. Nunca se han aclarecido los motivos de su repentino comportamiento. Parecía que iba a divorciarse de Yoko Ono y, finalmente, en medio de la confusión y una cierta paranoia, Lennon le anunciaba a May Pang que se separaba de ella y que regresaba a Nueva York, de donde no debió salir. A partir de ahí, todo parece confuso. En marzo de 1975 Yoko Ono prácticamente secuestra a Lennon, que se pasa los cinco años siguientes encerrado en las habitaciones del séptimo piso del edificio Dakota de Nueva York.

Finalmente, llegó el día en que quiso volver a sentirse vivo y lo hizo sacando un nuevo álbum. El 8 de diciembre de 1980 regresaba del estudio de grabación Record Plant Studio cuando fue asesinado de cinco disparos en la entrada del edificio donde residía. Horas antes de su muerte, Lennon había firmado su nuevo álbum a un fan que lo esperaba frente a su limusina: Mark David Chapman.

Morir en el Everest

everest-congelado

Dicen que la sensación que uno siente cuando alcanza el cielo es indescriptible. Para nosotros, mundanos mortales, lo más cerca que podemos estar del cielo se resume en una palabra: Everest. 8.848 metros. La montaña más alta del mundo. Una utopía en 1890. Un reto en 1924. Una victoria en 1953. Un desafío, todavía hoy en día.

Muchos fueron los que intentaron lograr lo imposible a principios del s.XX: coronar la cima más alta del mundo. Solamente dos valientes alpinistas, George Mallory y Andrew Irvine, de 38 y 22 años respectivamente, pudieron lograr el sueño. El 8 de junio de 1924 partieron del C-6 en la arista noreste de la montaña con el objetivo de alcanzar la cumbre. Un miembro de su expedición, Noel Odell, que seguía atentamente sus pasos con un telescopio, les vio superar el segundo escalón rocoso, a pocos metros de la cima. Desaparecieron. Nunca más se supo de ellos hasta que en 1999 una expedición encontró el cuerpo congelado, en muy buen estado, de George Mallory. El de Andrew Irvine sigue sin estar localizado.

Algunas teorías apuntan que los dos alpinistas sufrieron un accidente antes de coronar el Everest; otras defienden que hicieron cima y murieron al descender. Y mientras uno de los grandes misterios del alpinismo sigue vigente hoy en día, Edmund Hillary, quien logró coronar la mítica montaña en 1953 junto a Tenzing Norgay, quiso dejar claro que él era el único merecedor de tal mérito: “Si escalas una montaña por primera vez y mueres en el descenso, ¿es realmente el primer ascenso a la montaña? La escalada completa de una montaña supone llegar a la cima y bajar sano y salvo”.

Todo vale para alcanzar el techo del mundo

Han pasado muchos años desde entonces, y a día de hoy no se puede hablar del Everest sin mencionar los centenares de expediciones comerciales que suben a clientes adinerados, la mayoría poco preparados, a la cima del mundo. Esa montaña sagrada para los tibetanos se ha convertido en un suculento negocio y poca importan las muertes ocurridas por culpa de negligencias, como la tragedia de 1996, en la que varios miembros de distintas expediciones comerciales perdieron la vida atrapados por una violenta tempestad.

Las compañías que se vieron implicadas en la desgracia de finales de los 90 siguen existiendo. A día de hoy, si tienes mucho dinero, puedes contratar sus servicios. Subiendo hacia la cima, probablemente te cruces con los cuerpos congelados de sus fundadores, Rob Hall y Scott Fischer, que murieron víctimas de sus propios errores en 1996. Hay más de 200 cadáveres reposando en las nieves perpetuas del Everest y una veintena de ellos son visibles en el camino de ascenso a la cumbre. Como en una macabra escena de una película de zombis, en algunos tramos los alpinistas deben pasar literalmente por encima de esqueletos vestidos con ropas de alta montaña en perfecto estado.

Esos muertos les recuerdan lo vulnerables que son, lo poco piadosa que es la montaña. Y a pesar de todo, miles de personas siguen subiendo al infierno de hielo del Himalaya. ¿Por qué? Posiblemente por el ego, la ambición y la arrogancia humana que les hace creer invencibles, capaces de todo. Como aquél niño pequeño que cree que solamente conseguirá el respeto de su padre si marca un gol, muchos son los que coronan el Everest por conseguir la admiración de su gente. Tan grande es el ego del hombre que poco importa a quién se pise para lograr la ansiada meta.

Elegir entre salvar a un hombre o llegar a la cima

No hace tanto tiempo, en 2006, el británico David Sharp se refugió en una pequeña oquedad situada a 8.500 metros, al bajar agotado de la cima del Everest. Allí se encontraba el cuerpo de Paljor Tsewang, un indio muerto en la tragedia del 96. Había agotado su provisión de oxígeno y estaba exhausto tras pasar una noche helada a la intemperie. Al día siguiente, ante él llegaron a pasar al menos 40 alpinistas rumbo a la cima. Nadie hizo nada para socorrerle. Solamente un sherpa intentó ayudarle sin éxito. Murió horas más tarde.

Los al menos 40 alpinistas coronaron la cima aquél día, tocaron el cielo y descendieron en perfecto estado. Lograron su sueño, pero el precio fue alto. Dejaron morir a un hombre que agonizó ante sus ojos. Debían elegir y eligieron la gloria, esa obsesión envenenada por sacrificarlo todo para poder decir que han coronado la montaña más alta del mundo. ¿Y después qué? El cuerpo congelado de Sharp, postrado para siempre en medio del camino hacia la cima del mundo, les recordará que aquél día perdieron su humanidad, que no fueron los más valientes por coronar el Everest, sino los más cobardes por dejarle morir cuando pudieron salvarle.

Olivia Newton-John

olivia-newton-john-antes-despues

grease-antes-despues

De madre judía alemana y padre británico de origen galés, Olivia Newton-John se trasladó a vivir a Australia con su familia cuando sólo tenía 5 añitos. Fue allí donde empezó su carrera como cantante, que se remonta al instituto, en un grupo femenino llamado Sol Four. De ahí saltó a la fama al sacar su primer álbum, If Not For You grabado en 1971, tras el cual llegarían tres singles de mediano éxito.

En 1974, la rubia con aspecto de niña buena representó al Reino Unido en el Festival de Eurovisión y, posteriormente se fue a vivir a los Estados Unidos, donde alcanzó la fama como cantante de música pop y de música country. Pero fue en 1978 cuando Olivia Newton-John se convirtió en una estrella del fulgurante firmamento hollywoodiense al dar vida a la dulce Sandy en la película Grease, junto a John Travolta. Fue su gran éxito, por no decir el único. Pero, ¿qué fue de Olivia Newton-John después de Grease?

A nivel laboral, Olivia continúo su carrera musical, grabando varios discos y probó suerte con la creación de una marca de ropa junto a una amiga, que la llevó a la bancarrota en 1992, de la que se recuperó gracias a papeles de serie B en telefilms para la pequeña pantalla. Sin embargo, jamás volvió a conocer el éxito que le brindó el popular musical de los 70, que le valió una estrella en el paseo de la fama y lo inevitable en los actores que triunfan con un único proyecto: ser recordada eternamente como Sandy, la chica modosita que se convierte en una rubia cañón en la película dirigida por Randal Kleiser.

En el terreno personal, la vida de Newton-John se vio envuelta en un cierto halo de misterio cuando en 2005 su pareja desde 1996, Patrick McDermott, un operador de cámara, desapareció en extrañas circunstancias durante una excursión en barco. Las malas lenguas dicen que en 2006 se había visto a McDermott en México y que había simulado su muerte para romper su relación con la actriz. A Olivia le costó mucho rehacerse de este bache, pero el magnate John Easterling consiguió enamorarla. Se casaron en secreto en 2008.

Audrey Hepburn sentía pasión por la pasta y el chocolate

audrey-hepburn-spaghetti

Mucho se ha hablado de Audrey Hepburn desde que aterrizó en el Hollywood dorado de los años 50. Su estilo, sus peinados, sus vestidos, sus joyas, sus amores…Pero, en cambio, poco se sabe de su vida cotidiana. Más allá de lo que la mayoría creerá al ver a la delgadísima actriz, lo cierto es que la Hepburn no seguía una estricta dieta, sino más bien todo lo contrario. Le entusiasmaba la pasta, era una experta en distinguir los tipos de mozzarella y sentía debilidad por el chocolate. En uno de los cajones de un mueble de la sala de estar de su casa siempre tenía a mano un trozo de chocolate.

A Audrey Hepburn le hacía feliz comer, cocinar y compartir recetas. Es posible que esta pasión por los alimentos se remonte a la Holanda devastada por la guerra en la que la actriz creció. De jovencita conoció el hambre durante los últimos meses de la Segunda Guerra Mundial, pesando menos de 40 kilos y padeciendo varias enfermedades causadas por la malnutrición. Por suerte, todo aquello acabó y, ya convertida en estrella e instalada en Los Ángeles, la actriz adoraba las cenas en casa de sus amigas y compartir comidas en los sets de rodaje.

Una de las recetas estrella de Hollywood en aquella época, y una de las preferidas de Audrey, era la de penne al vodka. Según cuentan, nació en los platós de cine, cuando los maquilladores y los responsables de los efectos especiales de aquellos tiempos empezaron a disolver salsa de tomate con vodka para crear sangre y conseguir que las heridas de los personajes brillaran más y tuvieran más reflejos. En los descansos del rodaje, entre toma y toma, se utilizaba la sangre sobrante para preparar la pasta.

Así, entre cenas de amigos, intercambios de recetas y conversaciones sobre cómo preparar los alimentos, Luca Dotti creció observando a su popular madre que él jamás vio como una estrella, sino simplemente como su mamá. Una mujer normal y corriente que le enseñó a amar la cocina y disfrutar del placer de degustarla.

Julia Roberts

julia-roberts

Así de impresionante está Julia Roberts a sus 47 años. La que durante años ha sido una de las actrices mejor pagadas de Hollywood, acudió recientemente a la fiesta organizada por la firma Lancome, de la que es imagen, para celebrar su 80 aniversario. Como era de esperar, la popular marca de cosmética quiso festejar su aniversario por todo lo alto, en el marco de la Semana de la Alta Costura de París y contando con la presencia de las embajadoras de la marca: Penélope Cruz, Kate Winslet, Lupita Nyong’o y la propia Roberts, entre otras.
Casada desde hace 15 años con el cámara Daniel Moder y madre de dos niños y una niña, la actriz ha declarado en más de una ocasión que prefiere la vida familiar a los excesos de Hollywood y que le gusta mantener su vida privada alejada de los focos mediáticos. Fiel a su estilo sencillo y elegante, una vez más demostró que se puede estar radiante optando por estilismos clásicos. En esta ocasión, eligió un sencillo outfit tres piezas en negro con falda, camisa de volantes y blazer oversize. La clave del estilismo: los stiletto negros que alargan si cabe aún más las infintas piernas que la convirtieron en la pretty woman de los 90.

Antes…de que termine esta noche

antes-amanecer

‘Antes del amanecer’ (Before sunrise), ‘Antes del atardecer’ (Before sunset) y ‘Antes del anochecer’ (Before midnight). Son los títulos de las tres películas de la saga romántica dirigida por Richard Linklater y protagonizada por Julie Delpy y Ethan Hawke. En ellas se narra la historia de amor de unos jóvenes que se concocen una tarde de 1995 en el vagón de un tren con parada en Viena. Ella, Celine, es una chica francesa que se dirige a París. Él, Jesse, es un norteamericano que debe pasar una noche en Viena antes de coger el avión que lo llevará de vuelta a Estados Unidos. El flechazo es inminente y Jesse, en un delirio romántico, le propone a Celine pasar esa noche juntos en Viena. Así empieza una de las triologías más románticas de la historia del cine, que tiene su secuela 10 años más tarde, cuando Celine y Jesse se reencuentran en Parías en Antes del atardecer (2004), y 20 años después, cuando conocemos su vida de pareja en Antes del anochecer (2013).

Lo que poca gente sabe es que Richard Linklater se basó en su propia experiencia al rodar Antes del amanecer. En 1989, a sus 29 años, Linklater tenía que pasar una noche en Philadelphia antes de regresar a su casa en Nueva York. En una tienda de juguetes conoció a una chica que le dejó fascinado, Amy Lehrhaupt. Entabló conversación con ella y acabaron pasando la noche juntos por la ciudad. Al igual que en la película, caminaron de un lado a otro, desde medianoche hasta las seis de la mañana, hablando de arte, ciencia, cine y cualquier tema que les venía en mente. En una ocasión Linklater afirmó que llegaron a besarse. Se gustaron y lo que surgió entre ellos fue algo mágico.

Sin embargo, a diferencia de la película, en la que al final de la noche Celine y Jesse deciden romper el contacto y reencontrarse meses después en el mismo lugar, Richard y Amy decidieron mantener su relación. Sin embargo, la distancia les puso les cosas difíciles y, a pesar de que les parecía imposible, finalmente perdieron el contacto cuando Linklater empezó una relación con otra chica. Pero el director de cine nunca pudo olvidar a Amy y al finalizar el rodaje de Antes del amanecer, tuvo la esperanza de que ella apareciese en el estreno de la película. Amy no acudió, ni en el estreno de la primera película, en 1995, ni en el de la segunda, en 2004.

Años más tarde, en 2010, Linklater recibió la carta de una amiga de Amy que había visto las películas y había relacionado el argumento con la historia que años atrás su amiga le había contado. En 1994, pocas semanas antes de que Linklater empezara a rodar Antes del amanecer, Amy murió en un accidente de moto. Se dirigía a la fiesta de su 25 cumpleaños.

Richard quedó completamente roto por aquella noticia. Durante años había fantaseado con la idea de que ella habría visto sus películas, de que volverían a verse algún día…Y, sin embargo, murió antes de que empezará el rodaje de la primera. Linklater afirmó en una ocasión que tenía una única foto de los dos, una foto que se hicieron con una Polaroid a lo largo de aquella noche…Imagino que, después de tantos años y al conocer la trágica noticia, se quedó observando aquella foto un buen rato y posiblemente, con los ojos llenos de lágrimas, se arrepintió de no haber llamado a Amy…Porque si te quedas de brazos cruzados, paralizado sin saber qué hacer, el momento pasa y puede que no haya una segundo oportunidad. No la hubo para Richard y Amy.

Las amigas de ‘Sexo en Nueva York’

sexo-nueva-york

En 1998 se emitió el primer capítulo de Sexo en Nueva York (Sex & the City) en Estados Unidos, y desde entonces y durante seis años, las cuatro amigas de la Gran Manzana protagonizaron multitud de peripecias en la pequeña pantalla en lo que al sexo y a los hombres se refiere. Carrie, Charlotte, Samantha y Miranda se convirtieron en cuatro ítems de la moda y sus discursos abiertos sobre la sexualidad femenina hicieron furor en todos los países en los que se emitía la serie.

Fueron transgresoras en su momento, aunque también víctimas de la sociedad todavía machista norteamericana, que sabe muy bien cómo promocionar mensajes conservadores enmascarados por el velo de la modernidad. Sea como sea, más allá de las opiniones sobre la ficción que las hizo famosas, 11 años después de la emisión del último capítulo de la serie y con dos películas rodadas a posteriori (Sexo en Nueva York; la película y Sexo en Nueva York 2) ¿qué fue de las cuatro amigas de Nueva York?

sarah-jessica-parker

Sarah Jessica Parker (Carrie Bradshaw)
La adorada escritora de la Gran Manzana poco tiene que ver con el personaje que tan famosa la ha hecho alrededor del mundo. Sarah Jessica Parker tiene tres hijos, un niño y dos niñas, estas últimas gemelas y nacidas de un vientre de alquiler. Tras finalizar la serie, la actriz ha dosificado sus trabajos y se ha dedicado a sus hijos. Es habitual verla pasear por Nueva York con sus gemelas, su marido, el también actor Matthew Broderick, o su hijo. Vive con ellos en un piso muy cercano al mítico apartamento de su personaje en la ficción. En el ámbito laboral, se ha especializado en comedias románticas, tiene dos películas pendientes de estreno y ha lanzado una firma de zapatos con su nombre. Es toda una empresaria.

kristin-davis

Kristin Davis (Charlotte York)
Romántica y coqueta, como su personaje, lo cierto es que Kristin Davis no ha tenido la misma suerte en el amor. Nunca se ha casado y, cansada de esperar que llegara el amor, la actriz decidió adoptar una niña en 2011. Ambas viven en Los Angeles. A nivel laboral, Davis se ha centrado en la televisión tras finalizar la interpretación de la abnegada Charlotte en la popular serie de la cadena HBO. Ha participado en la serie Miss Spider’s Sunny Patch Friends y también ha protagonizado algunas películas de poca trascendencia. Sigue encasillada en el papel de Charlotte.

kim-catrall

Kim Cattrall (Samantha Jones)
Sin duda alguna, la más liberal y elocuente de las protagonistas de la serie, el personaje de Samantha Jones llegó a hacer sombra a la propia actriz, ya que el público la ha asociado durante años con el personaje. Casada desde el inicio de la emisión de la serie, Kim Cattrall se ha dedicado principalmente al mundo del teatro tras finalizar Sexo en Nueva York, con obras como Vidas Privadas (2001) y Antonio y Cleopatra (2012). También ha participado en varias series de televisión y, quién lo iba a decir, en la vida real es toda una Carrie Bradshaw con varios libros escritos y dedicados al sexo y otras inquietudes femeninas.

cynthia-nixon

Cynthia Nixon (Miranda Hobbes)
Miranda Hobbes, la abogada que conquistó los corazones de miles de espectadores, fue interpretada magistralmente por Cynthia Nixon, que cambió por completo su vida tras finalizar la serie. La actriz se divorció de su marido Danny Mozes y se casó con la activista Christine Marinoni, con quien hizo pública su homosexualidad paseando su romance por decenas de alfombras rojas. Con ella tiene dos hijos. En 2006 le diagnosticaron un cáncer de mama, del que se ha curado satisfactoriamente. Desde que finalizó la serie se la ha podido ver haciendo algunos cameos en House y Ley y Orden. También ha obtenido buenas críticas, como Con C Mayúscula y Un mundo sin fin. Ahora mismo está pendiente de estrenar la película A quiet passion, dirigida por Terrence Dickinson.

‘Bobby’ Kennedy ordenó el asesinato de Marilyn Monroe

marilyn-monroe-keneddy

Marilyn Monroe ataviada con un sugerente vestido de noche, John F.Kennedy, presidente de los Estados Unidos, de espaldas a la cámara, y ‘Bobby” Kennedy, hermano del presidente, al lado de la actriz. Es una de la pocas imágenes, por no decir la única, en la que aparecen las tres celebridades juntas. Era el 19 de mayo de 1962, noche que pasaría a la historia por el memorable “Happy Birthay, Mr.President” que la explosiva actriz cantó con una sensual voz al presidente Kennedy en vísperas de su 45 cumpleaños.

En el transcurso de los siguientes seis años los tres morirían en extrañas circunstancias. Los hermanos Kennedy serían asesinados: John, tiroteado dentro del coche presidencial en el más que famoso recorrido que realizó el 22 de noviembre de 1963 por las calles de Dallas; ‘Bobby’ , disparado frente a las cámaras de televisión en pleno miting electoral de su exitosa campaña en las primarias de California el 5 de junio de 1968. Pero, ¿qué ocurrió con Marilyn?

La bomba sexual del Hollywood dorado fue la primera de los tres en morir: el 5 de agosto de 1962 en su casa de Brentwood (California). Cuando el mundo amaneció el 6 de agosto quedó horrorizado por la muerte prematura de la actriz que, oficialmente, se había suicidado.

Han pasado más de 50 años y ahora, des de la lejanía de lo ocurrido en la tumultuosa década de los sesenta en Estados Unidos, los periodistas Jay Margolis y Richard Buskin sacan a la luz la verdad tras varios años de investigación: Marilyn Monroe fue víctima de un asesinato maquinado por el hermano del presidente John Kennedy, ‘Bobby’, quién ordenó matarla después de terminar su romance con ella. ¿El motivo? Impedir que Monroe revelara “los trapos sucios” de la familia Kennedy, ya que había amenazado con hacerlo tras verse repudiada por ambos hermanos.

Robert Kennedy contó con la complicidad del psiquiatra de Monroe, el doctor Ralph Greenson, así como de su cuñado, el actor Peter Lawford, quién aseguró “Bobby estaba determinado a callarla sin importarle las consecuencias”. La rubia más famosa de Hollywood murió por una sobredosis de barbitúricos. Según el testimonio de Norman Jefferies, empleado de la actriz, la noche de la muerte de Monroe vio a Robert Kennedy y a otros dos hombres para él desconocidos entrar en la casa de la estrella. Les ordenaron a él y al resto del servicio que se fueran. Por otro lado, James C. Hall, asistente de la ambulancia que llegó a la casa de Monroe, aseguró haber visto como el psiquiatra de la actriz le inyectaba directamente al corazón una dosis letal de pentobarbital sin diluir. La estrella guardaba bajo paño y llave un pequeño cuaderno rojo en el que apuntaba hasta lo más nimio de su existencia. Tras su muerte, su diario desapareció. ¿Hacen falta más evidencias?

Olivia Palermo

estilismo-olivia-palermo

Es, sin lugar a dudas, la it girl más conocida del mundo, que repite reinado como chica de tendencia año tras año. Hija de un rico promotor inmobiliario y casada desde junio de 2014 con el modelo alemán Johannes Huebl, Olivia Palermo es un referente en el mundo de la moda. Lo demuestra tanto en los actos de la alta sociedad a los que asiste de forma habitual como en sus salidas cotidianas por ciudades de medio mundo. Vaya donde vaya, siempre luce estilismos impecables. No podía ser menos en lo que al deporte hace referencia. Y así de mona salió la socialité a pasear a su perro por las calles de la Gran Manzana con un look de sneaker friday. Calzado deportivo, leggings básicos a medio tobillo y, la clave del look, una camisa holgada atada a la cintura en un lazo. Para complementar el estilismo, gafas de sol XXL y uñas en color coral. Con poco se puede ser muy elegante.